Sistemas de climatización más ecológicos

Cuando llega el verano, empezamos a darnos cuenta de lo mucho queempieza a incrementar la temperatura. Se llega a tal extremo de que somos incapaces de poder estar sin un aparato de climatización que realmente nos pueda dar la eficiencia que nos hace falta.

Ahora bien, los principales sistemas tienen dos grandes problemas:
a) En primer lugar son muy costosos: aumentan la factura de la luz en un porcentaje que muy difícilmente podremos llegar a afrontar.
b) Por otra parte, también contaminan demasiado el medio ambiente.
Entonces… ¿Cómo podemos conseguir reducir la factura de la luz mientras contaminamos lo mínimo posible? ¡Tenemos una solución! ¡La Bioclimatización!

¿Qué es y en qué consiste la Bioclimatización?

Básicamente es un sistema en el que se recoge el aire caliente que existe en el exterior y es capaz de transformarlo en un aire mucho más fresco capaz de enfriar cualquier tipo de área en la que se aplique.

Ahora bien, la principal gran diferencia con los sistemas de climatización habituales es que no se utilizará ningún tipo de compuesto químico para poder hacer la transformación. Para conseguir la disminución de la temperatura, el aire tendrá que atravesar por una serie de filtros que han sido empapados previamente con agua natural. De esta forma, el aire será humedecido y se enfriara con mayor facilidad.

Bioclimatización

Tienes que saber que existe una restricción básica: el sistema cuenta con un límite para enfriar de unos 12 °C; por esto, se evitará que se pueda producir cualquier cambio de temperatura brusco.

Además, el hecho de poder climatizar el aire dependerá de la temperatura que haya en el exterior, así como de la humedad que éste pueda llegar a tener.
Podemos decir que dependiendo de las circunstancias conseguiremos una temperatura mejor o peor.

Consideraciones energéticas de utilizar un sistema de Bioclimatización

Eso si, su gran ventaja es que nos ayuda a ahorrar un porcentaje muy significativo. Se calcula que es capaz de conseguir un ahorro de hasta un 80% de la energía. Además, si ya te decimos que el mantenimiento es muy sencillo y que no tiene asociado ningún tipo de coste muy elevado, seguramente no habrá nada que te detenga a decidirte por este nuevo sistema.

No es sólo adecuado para el hogar, cada vez son más las grandes superficies que se deciden a utilizar este sistema para poder climatizar cualquier recinto que controlen. Se utilizan normalmente en pabellones deportivos, colegios, almacenes, naves industriales…

Entre otras de sus ventajas, los expertos nos aseguran que el aire que emite tiene toda una gran cantidad de beneficios para aquellas personas que tienen algún problema de respiración (como, por ejemplo, asma).

Natura

Además, también ayuda a las personas que sufren de una sudoración excesiva. Por otra parte, evitarás que puedan llegar a aparecer diferentes tipos de parásitos e insectos.
En definitiva, uno de los últimos sistemas de climatización que se ajustará exactamente a lo que necesitas y que, además, ayudará a mantener el medioambiente intacto.